FORMULA DENUNCIA

Señores Miembros del
CONSEJO de la MAGISTRATURA
S/D

Me dirijo a Uds. a fin de elevar formal denuncia por la causal de “mal desempeño” (arts. 53 y concs. C.N.), contra los siguientes Jueces del Fuero Nacional de Comercio, a saber :
- Dr. Juan M. Gutierrez Cabello;
- Dr. Germán Paez Castañeda;
- Dr. Carlos Viale;
- Dr. Julio J. Peirano; y
- Dra. Isabel Miguez.

Todo en base a las consideraciones que paso a exponer.

1*) En los autos :

* “Fine Arts S.A. s/ quiebra – inc. de actuaciones reservadas” y
* “Fine Arts S.A. s/ quiebra”,
con radicación de orígen por ante el Juzgado Nacional de Comercio nro. 7 (siete), Secretaría nro. 13 (trece), a cargo del primero de los denunciados, se han cometido los actos que motivan el presente.

2*) En ellos, la Dr. Mirta Barruti, apoderado de la firma “Dencanor S.A.”
ha presentado copia de la denuncia que hiciera ante este Consejo en las actuaciones indicadas en el punto anterior.
En el apoderamiento que represento y también por mi propio derecho, adhiero y hago mía y de mi representado, los términos de la denuncia presentada por la Dra. Barruti, cuyo tenor doy por reproducido en el presente, solicitando se me tenga también como denunciante.
Los hechos y dichos reseñados son ciertos como así también la pretensión del Estado Nacional de despojar el uso y goce del derecho de dominio del mural
“Ejercicio Plástico”.

3*) Agrego que ese despojo se le agrega otro, que consiste en privar de la garantía del derecho al cobro a mis patrocinados y mandantes : “ Grúas Don / Bosco Soc. de Hecho” y Sr. Eduardo Paulo Cahill (representante de la misma ).
Los mismos resultan “depositarios por orden judicial”, de cuatro contenedores en cuyo interior obran fragmentos de la pintura
La manda consiste en no entregar los mismos y mantenerlos inmovilizados. Lleva ya más de 8 años.

Atento la falta de pago de los gastos de depósito por parte de quienes solicitaron las medidas de inmovilización, acreedores y sindicatura judicial de la fallida, en el mes de septiembre del año 2.000 (fs. 1.835/36 de los autos principales de la quiebra), mis representados informaron que estaban ejerciendo el derecho de retención sobre los contenedores.
Dicho planteo fue reiterado en numerosas oportunidades y fluye de la mera lectura de los expedientes antes mencionados.
Asimismo he promovido y se encuentra en pleno trámite los autos :

* “Fine Arts S.A. s/ quiebra – inc. de Cahill, E.P.”,
que promoviera en el mes de octubre del año 2.001, donde se solicita al Tribunal que determine el monto mensual del precio del depósito.
En él, está también denunciado el ejercicio del derecho de retención.
Dicho derecho comenzó a ejercerse después de declarada la quiebra de “Fine Arts S.A.” y recae sobre un bien ajeno al activo falencial.

4*) A pesar de dicho conocimiento público y ostensible, el 26 de agosto de 2.003, el Dr. Gutierrez Cabello ordenó su traslado, lo que implica la pérdida del referido derecho de retener.
Y el 7* de enero del 2.003, el Dr. Germán Paez Casteñeda ordenó ingresar al predio del depósito sin requerir permiso alguno y con franca violación de do micilio, como luego se consumara.

5*) Estos actos jurisdiccionales, especialmente el segundo, fueron conva
lidos por la sala “A”, ya que preparó las condiciones para su dictado.
En efecto, con fecha 30 de diciembre de 2.003, hizo procedente un recurso de queja impetrado por funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, a fin de posibilitar medidas durante el receso de enero del año 2.003 cuando actuaba como Juez de Feria el propio Dr. Gutierrez Cabello (quién había dictado el decisorio del 26 de agosto de 2.002).
En un acto de absoluto poder y desprecio por los derechos más elementales, no se requirió siquiera permiso o autorización al depositario para ingresar en el precio del depósito.

Tampoco había urgencia alguna, ya que con anterioridad los contenedores habían sido abiertos, previo permiso de mis representados y de la entrega de las llaves de su propietaria, como por ejemplo sucedió 16 de agosto de 2.000 y cuyo mandamiento obra a fs. 1.780/86 del expediente principal.

6*) El propósito denunciado del Estado Nacional, se implementó con la aceptación de los imputados a las directivas del Poder Ejecutivo Nacional, para lo que recorrieron y visitaron asiduamente los despachos de los Magistrados.
En aras a él, se pretende despojar a mis mandantes de su legítimo derecho a retener los bienes dejados en depósito, garantía ante la falta de pago durante años y luego de no acoger los pedidos en tal sentido.

7*) Mis representados están asi convencidos del desvío del proceso falencial, reiteradamente denunciado por múltiples participantes de la litis, y que no se decide con “imparcialidad” y “conforme a la ley”.

Por esta razón se formaliza la presente, destacándose que surge de todos los medios de comunicación, los “pactos” entre los Poderes del Estado.
Un ejemplo de ello y denunciado en periódicos, ha sido la relación entre el Poder Judicial (Corte Suprema de Justicia) y el Poder Legislativo, con referencia al juicio político sobre el primero y eventuales los decisorios sobre la pesificación de los depósitos.
En el caso, la cuestión es similar, ya que el Poder Judicial acoge lo reque - rido por el Poder Administrador.
En este camino, un tercero totalmente ajeno a la litis falencial –la Secretaría de Cultura de la Nación- recibe por decisión jurisdiccional, el uso por tiempo indeterminado incluído el derecho de comercializar, un bien de un tercero que ni siquiera está fallido.
Para ello, se afecta el derecho de retención en curso, motivo por el que se lo ignora y se decide como si no existiere.
Es entonces evidente que las vías recursivas están también conculcadas ya que la falta de imparcialidad de los Jueces de Segunda Instancia, denunciados a tenor de lo antes actuado y la convalidación de lo actuado en primera instancia, indica la privación definitiva de los derechos de mis representados.

8*) Adhiero también a la prueba ofrecida por la Dra. Barruti y amplío la misma, con los expedientes acá indicados y solicito se cite como testigo al Sr. Lucas Fernandez Moores, oficial del Juzgado, quién concurrió con el Dr. Gutierrez Cabello al depósito de mis representados, en la oportunidad que luego se publici-
tara en “Ambito Financiero” del 21 de marzo de 2.001.
Remarco que los miembros de la sala “A” acá denunciados, sostuvieron /sin reservas de ninguna especie, que el Dr. Gutierrez Cabello había actuado como “ciudadano” en sus declaraciones, sin reparar que había ido como Magistrado acompañado por un oficial del Tribunal (quién también formula declaraciones públicas ) y no dejó constancia procesal alguna de la diligencia.

9*) Acompaño en este acto copia fiel del poder que me otorgaran mis mandantes, en cuyo texto obran los datos de los mismos.

Mis datos personales son los siguientes :
- Nombre y apellido : Lidia Catalina ASTA SALVIOLI
- Nacionalidad : argentina
- Profesión : abogada
- D.N.I. : 9.967.663
- Domicilio constituído especial para esta denuncia: Arreghi n* 3373 de esta Ciudad.

Quiera este Consejo tener por formulada la denuncia, presente lo dicho y
oportunamente sancionar a los denunciados con el máximo de la pena.

Dra. Lidia Catalina ASTA SALVIOLI

DENUNCIA del DEPOSITARIO
al CONSEJO de la MAGISTRATURA