Hector Alberto Mendizabal, nació en París, Francia en Noviembre de 1949 donde vivió su primera infancia, hijo de diplomático argentino. Luego en Argentina, vivió en la localidad de Castelar, provincia de Buenos Aires. Tuvo formación en bachillerato humanista, cursó estudios de Ingeniería y Derecho, y tenia dominio fluido de varias lenguas extranjeras. A los dieciocho años se inició en la búsqueda, restauración y comercio exterior de automóviles antiguos, que luego se fue extendiendo a motocicletas, juguetes, aviones, relojes siempre antiguos. Viajó por el mundo tras este tipo de objetos. A los veinte años se hizo cargo de los exteriores móviles (vehículos) que se utilizaron en la serie de películas La Mafia, El Pibe Cabeza, Boquitas Pintadas, dirigidas por Leopoldo Torre Nilsson, y Paño Verde, de Mario David. Abrió uno de los primeros talleres de restauraciones de automóviles antiguos en la Argentina en la ciudad de Jujuy con su socio y amigo Víctor Balut, y otro similar y complementario en Castelar. Por sus manos pasaron muchos de los coches mas significativos de las grandes colecciones del mundo. El se definía como un descubridor, restaurador pero no coleccionista, su pasión era el descubrimiento y sacar a la luz objetos antiguos magníficos y abandonados, para que luego sean adquiridos compartidos y disfrutados. Su mayor emoción era abrir los galpones de campo y descubrir alguna reliquia arrumbada. Esta misma pasión lo hizo involucrarse en el rescate del mural Ejercicio Plástico en el año 1989 que despertó su interés por el arte latinoamericano. Desde 1989 presidió la Cámara Argentina de Comerciantes de vehículos Antiguos y de Colección, y hasta sus últimos días se dedicó al rescate, restauración en diversas disciplinas mecánicas. Falleció el 21 de Junio del 2007